Tharlbrak

Cerivm V

Circunmanumisión

Se arropó con la manta. Alzó un poco sus piernas, animando su psicomotricidad. Su nariz y entrepierna habían cesado su desangramiento. Esos ungüentos excepcionales, mágicos, creados por las manos callosas de una bruja antes que por el embajador de una divinidad; habían cicatrizado sus heridas. Ni siquiera una insoportable cauterización completa habría resultado efectiva. Su virilidad había desaparecido durante el forcejeo.

Dubitativo, se acercó lentamente hacia la bolsita azul turquesa. Sus huesudos dedos desataron la fina cuerda dorada, arrugando el terciopelo. Inspeccionó su interior, tocando un fijo objeto que adivinó como circular. Lo extrajo. Un amuleto esférico con un extraño símbolo trazado en su anverso y reverso.

Acata mis instrucciones.

Wynthakty se sobresaltó. Barrió el cuarto histérico, rebuscando entre la lobreguez el emisor de tan imponente y magnánima voz. Pero las palabras pertenecían a Dios. Guardó el amuleto en la bolsa. Apretó los puños, enfocándose severamente en su propia voz del subconsciente.

¿Dios, eres tú?

Soy yo.

He aceptao su propuesta. Quiero recorrer su camino. Ser portador único de este amuleto. Lo acepto porcue usté sea manifestado, porcue usté me habla, porcue me ha salvao y porque me confía tan aparatosa tarea. Sólo usté podría haber enviaó a ese hombre que casi pareciere del Averno.

El amuleto deberá ser conducido a una cabaña erigida sobre un altozano. Allí te servirás de su poder para descorrer los últimos cerrojos que te abrirán firme sendero hacia tu ansiada emancipación. Obedece.

Obedezco, bon Dios. Pos sé cue tu simpatía no se emparienta con la finitud, y cue tu comprensión de mi situación te impulsa a querer lo mejor para este pobre demacrao. Infinito sea tu poder, infinita sea tu gracia.

Obedece.

Confío en usté, bon Dios. Y acataré sus órdinies como su fuera la madre cue me abandonió. Pero antes de partir, ¿cué significa este refinado amuleto?

Lo descubrirás a su debido tiempo, cuando arribes a la cabaña del altozano. Ahora, cumple con lo estipulado.

Así sea.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

A %d blogueros les gusta esto: