Hay dos canciones que describen a la perfección Shattered Memories compuestas por Akira Yamaoka: Acceptance o Aceptación y Always on my mind, siempre en mi mente. Como la proyección de Harry en la mente de su hija Cheryl. Harry Mason murió en un accidente de coche, es un hecho absoluto que no admite discusión alguna. Murió. Punto. Pero para cierta persona no fue así. Ese Harry Mason que una noche invernal murió en un accidente de coche fue resucitado por la fantasía enfermiza de una niña incapaz de aceptar que su papá estaba fiambre en la cuneta de una carretera, incapaz de reconocer que sus padres se llevaban mal y que todo había sido provocado por un divorcio del que Cheryl se sentía profundamente culpable. Cheryl resucitó a su padre de entre lo muertos transmutándolo a una realidad en la que sólo era un reflejo, un muerto viviente que mezclaba con sus propios oscuros recuerdos, un Frankestein sin más que caminaba a su lado como un Poltergeist. Un Harry Mason nacido del pesar y la culpabilidad.

Un Harry Mason que se convertiría en el héroe de esta pequeña historia al liberar a su hija de los hielos que la asediaban, que ofuscaban su mente de tal manera que era incapaz de ver la auténtica realidad. Un ser bienintencionado creado por ella misma para conseguir de una vez la liberación, la catarsis, un encontrarse a sí misma en toda regla que se resolvió con una visita al psicólogo Kaufmann; puesto que, de la misma forma que Harry Mason es una invención, al igual que todos los monstruos que pueblan el juego, Shattered Memories es una mera fantasía, un viaje imaginario que jamás ha existido, una travesía en la que Cheryl mezcla personas auténticas de su vida con recuerdos borroso y vivencias personales en las que ella ha sido partícipe o que seguramente ha adquirido de oídas por terceras personas. Shattered Memories no es la historia de Harry Mason buscando a su hija, es la historia de Cheryl Heather Mason buscándose a sí misma.

Una introspección en la que Cheryl desea alcanzar la verdad absoluta; pero que a la vez, desea no hacerlo, resignarse a vivir en su invención. Éste es le motivo por el que Harry no puede morir, no puede morir lo que jamás ha existido; éste es el motivo por el que existen esos monstruos que surgen como quimeras que atrapan a Harry con la intención de entorpecer su camino. Éste es el motivo por el que todo lo que nos encontramos en Shattered Memories sólo tiene un sentido intrínseco para la propia Cheryl. Los escenarios y los recuerdos se suceden, las llamadas de teléfono resuenan por todas partes como los ecos de una sirena. En la mayoría de los casos arrojan más luz sobre la vida de Cheryl, en otro caso, no son más que conversaciones intrascendentes que no gozan de un aliciente o sentido ultimo que permita al jugador encajarlo en algún hueco del puzzle. Son incoherentes. Son piezas sueltas que exclusivamente encajan en Cheryl, en su propio mundo. Todo lo que se ve en Shattered Memories sólo tiene sentido para Cheryl y para nadie más. ¿Shattered Memories es un Silent Hill al uso? Sí, rotundamente.


Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.