Neuromante de William Gibson [Trilogía del Ensanche]

http://www.estudioenescarlata.com/images/portadas/9788445075951.jpg

Título original: Neuromancer

Sinopsis: Un futuro invadido por microprocesadores, en el que la información es la materia prima. Vaqueros como Henry Dorrett Case se ganan la vida hurtando información, traspasando defensas electrónicas, bloques tangibles y luminosos, como rascacielos geométricos. En este espeluznante y sombrío futuro la mayor parte del este de Norteamérica es una única y gigantesca ciudad, casi toda Europa un vertedero atómico y Japón una jungla de neón, corruptora y brillante, donde una persona es la suma de sus vicios.

Neuromante, poco cosa se puede decir ya que no se haya dicho; “el origen del Cyberpunk”, “la consolidación”, como se prefiera llamarlo. Aunque Phillip. K. Dick ya manejaba los esbozos de sociedades futuristas, robots, sociedades decantes y altamente informatizada con su genial novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?(recomendadísima de leer), Gibson con su Neuromante supo consolidar definitivamente el Cyberpunk (mal llamado subgénero). A diferencia de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?,Neuromante muestra un nuevo tipo de tecnología, un ciberespacio cruzado por miles de autopistas de la información, donde vaqueros y piratas rompen los sistemas informáticos para entrar en las bases de datos de megacorporaciones multimillonarias capaces de llevar la evolución humana según su propio interés. Un mundo donde las Inteligencias Artificiales se yerguen casi a la altura de semidioses por capricho de sus creadores. La tecnología va de la mano con la humanidad. Después de esta breve introducción sobre el mundo y el tema de la novela, toca la opinión.

Gibson tiene un estilo muy particular a la hora de escribir; con metáforas y alegorías pero a la vez con palabras crudas y rudas; una mezcla entre el lenguaje de calle y la pericia poética. En ocasiones el estilo se hace pesado, por no decir que la traducción hispana no está muy pulida que digamos con unos gazapos propiamente americanos que en España no terminan por convencer. Pese a ello, Gibson sabe llevar la línea de acción de forma fluida empleando frases cortos unidas por puntos y comas. Breve pero conciso. Los ambientes son del estilo dado para la imaginación, con esbozos en el ciberespacio, pero este rasgo es común en todo el Sprawl, hecho que por mi parte se agradece. Los personajes están bien llevados, con especial mención de Case, el vaquero por excelencia. Que a pesar de ser un yonkarro con la mierda hasta el cuello, se le coge cariño. Molly es un personaje que no me llama mucho en esta novela, en Mona Lisa coge más “fuerza” por suerte. Flatline es otro “personaje” memorable. Por supuesto hay más personajes como Armitage/Corto, los rastafaris de Sión, el propio Wintermute, Riviera… Todos ellos con su propia historia y trasfondo, y muchos se hacen entrañables como los pintorescos rastafaris. Lo que más me llamó la atención de Neuromante, por encima de los propios personajes, son Wintermute y Neuromante, dos IAs creadas por T-A. Wintermute es mi preferida de todas y sin duda la que más juego da de las dos, por no mencionar que Neuromante sólo aparece una vez al final de la novela. Wintermute es puro hamor y un filósofo de cuidado, llega a mucho más que la IA asesina-caprichosa-masoka de SHODAN y HAL-3000. La trama es interesante, así como sus inventos; la apertura definitiva y el empujón que un género tan diverso como el Cyberpunk necesitaba. La sociedad asienta sus bases entre matrices, trodos, drogas y lo que se ha convertido en un elemento indispensable: el Neón. Alta tecnología, bajo nivel de vida. Retomando el estilo, Gibson se hace pesado en ocasiones, dicho sea de paso, y es necesaria una segunda relectura con los cinco sentidos puestos para ir pillándolo todo; el argumento no es difícil, tampoco el vocabulario, pero el tipo se va tanto por las ramas y la traducción es tan “maravillosa” que te obliga por narices. En conclusión, Neuromante es absolutamente indispensable, junto con Blade Runner por supuesto. Si te pirran las historias de IAs asesinas, megacorporaciones y viajes psicodélicos por la red ésta es tu novela.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

A %d blogueros les gusta esto: