La caída de Umbrella terminó con Resident Evil

Durante mucho tiempo simpre he creído que el pilar y cimiento de toda la saga Resident Evil no era otro que la Corporación Umbrella. Sus entresijos, virus, armas biológicas y localizaciones eran los móviles que tejían la historia de cada entrega, condicionándola a través de los elementos particulares de cada lugar. El deseo y veganza de cada protagonista iba enfocado a una única cosa: Umbrella, sin ella, los personajes carecen de motivación y objetivos claros; hasta el propio Wesker perdió su esencia y norte cuando Umbrella fue borrada del mapa. Sin la presencia imperante de Umbrella, Resident Evil deja de serlo; sin la presencia de la corporación los personajes pierden “el sentido” labrado a base de entragas y más entregas de excelente calidad (en referencia exclusiva a los cuatro primeros RE).

Umbrella era el motivo último de todas las causas y consecuencias, un simple logotipo con el poder suficiente como para atar a tantísimos personajes y de tanta variedad ofreciendo antagonista a la altura de las circunstancias. Y no sólo eso, el cosmos creado a su alrededor es lo suficientemente complejo e hilado como para continuar con esta peculiar corporación durante muchas entregas más. Porque contrariamente a lo que aparece oficialmente, no me creo que una corporación con tanto poder e influencia se destruya por la simple bajada de unas acciones en bolsa. No me creo que una empresa hegemónica en el sector de los medicamentos y armamento con servicios de seguridad privados y laboratorios clandestinos por todo el mundo, caiga porque cuatro especuladores retiraron sus acciones según lo contado en Resident Evil 4. Estúpido e infantil, una maniobra sin sentido. La mejor baza de una saga quitada de un plumazo por vete tú a saber qué motivo. Es una auténtica pena que el sostén de esta saga haya durado incomprensiblemente tan poco. Luego con maquillarlo con gilipolleces tan grandotas como Neo-Umbrella y plagiar la personalidad de antagonistas clásicos como Alexia Ashford para meterlo con calzador en juegos de mierda ya lo tienen todo solucionado; porque vamos, seré una paranoica, pero Carla Radames es un copia-pega bastante rastrero de Alexia Ashford. Resident Evil se está desgastando tanto que llegará a un extremo, que bueno, mejor ni imaginarlo.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • Comparto. A pesar de la genial ambientación de pueblo de RE4, el problema para mí del juego es que respira poco a Umbrella. Por eso me gustó mucho más el 5, porque Umbrella estuvo presente desde el vamos, y eso que no jugué la versión que viene con el dlc precuela, el de la mansión.

    Después ni idea. Dejé la saga con el 5. Sigo esperando por un sandbox en Raccon City a lo Stalker, xd. Un salu2.

  • Es verdad que Umbrella molaba, pero yo no veo tan malos los guiones de las nuevas entregas. No son tan buenos como en Resident Evil 2 o Code Veronica, eso es cierto, vamos, quién podria no verlo… Aun así, la historia no ha evolucionado tan mal para haberse transmutado en un juego de acción cada vez más arcade (al menos hasta Resident Evil 6, aún hoy mi juego favorito… No de la saga, en general, digo). No pretendo discutir, sólo ofrecer mi perspectiva como fan de la saga desde que la conozco.
    El mejor blog del mundo, por cierto. Me encanta leer entradas como ésta…

A %d blogueros les gusta esto: