Análisis de: F.E.A.R. Punto de extracción/El mandato de Perseo [PC]

El mandato de Perseo

Para que nos entendamos, El mandato de Perseo es el Far Cry Blood Dragon de Far Cry 3. A partir de un juego dado como cimiento, construye su propio mundo, su propia historia, sus propios personajes y toda la mierda necesaria hasta alcanzar el tejado y conseguir un producto que es la puta hostia consagrada de las expansiones independientes. El mandato de Perseo no sólo se toma la licencia de compartir mundo y recursos con su hermano mayor F.E.A.R., sino que lo supera. Este puto juego de apenas 4 GB se pasa en muchos aspectos al que debería ser lo mejorcito jamás parido dentro de la trilogía. Apartados como los gráficos y la jugabilidad siguen siendo clónicos, además de la forma de componer y diseñar cada uno de los ambientes, pero más allá de eso, El mandato de Perseo hace méritos para destronar a F.E.A.R. 2 y patrocinarse él como pretendiente al puesto. Porque con sinceridad, si éste juego hubiera sido ideado desde un principio como una segunda parte y no como lo que es, la saga F.E.A.R. habría ganado muchíiiisimo.

Pero ahora lo que importa es porqué coño es tan bueno una expansión que podría haber sido un sacacuartos mediocre y malamente ejecutada. En primer lugar, el juego en sí. Ni siquiera parece una expansión. Es un videojuego en pleno uso de sus facultades que incluso puede llegar a ser tan longevo como su predecesor o más. Toma todo del primero, pero lo extiende de tal manera y por tantos caminos distintos que prácticamente el concepto videojuego pleno y expansión se fusionan en uno, originando una experiencia completísima en todos sus apartados con todas sus virtudes y todos sus defectos. Acortando, debería haber sido F.E.A.R. 2 y F.E.A.R. 2 una expansión de El mandato de Perse o, o F.E.A.R. 3 mejor. Tal cual.

En segundo lugar, la Inteligencia Artifical. En Punto de extracción te podías considerar violado ante la ley tanto si eres primerizo en estos juegos como si no, en Mandato de Perseo la palabra sodomía se queda excesivamente corta. Los replicantes que pululan por los entornos se convierten en los pringadillos carne de cañón del juego, de hecho, el sufrimiento será tal que llorarás de alegría cuando te aparezca alguno de estos clones en vez de un Rondador Nocturno: los mayores cabronazos hijos de su puta madre jamás programados en la industria de los videojuegos.

Los Rondadores Nocturnos son un compendio de todas las mejores habilidades de los Replicantes potenciados en ritmo ascendente hacia el infinito, la peligrosidad del Chuache en Predator y una indiferencia hacia la muerte y el sentimiento humano mayor que la de un Terminator. Los replicantes son la Muerte, pero los Rondadores Nocturnos son la encarnación de los Infiernos de Dante. Letales, mortíferos y con unas tácticas demasiado avanzadas y bien ejecutadas como para ser simplemente un montón de movimientos predefinidos bien guionizados, esta banda de mercenarios te acribillará desde detrás de las paredes si hace falta en todas y cada una de las dificultades, especialmente en difícil donde directamente date por muerto. ¿Dark Souls y sus enemigos de dificultad fija que se reinician una y otra vez y sólo saben atacarte a saco? Mis santos ovarios. Perseo sí que sabe repartir tormento in crescendo. Pasé de jugar a F.E.A.R. a tope de poder en su máxima dificultad para después tenerle que cambiar a normal en el Mandato porque era imposible y, aún así, era difícil.

Los cuatro caballos del Apocalipsis

En tercer lugar, su universo, su historia, todo lo que queda. Perseo prosigue al principio la misma línea temporal y argumental para después desviarse tanto y de tantas formas que sin darte cuenta acabas en la puta fábrica de clonación de Armachan detrás de un ruso ido de la chola que ha robado el ADN de Alma. Precioso. Tiene subtramas propias, no depende en absoluto del F.E.A.R. primigenio, tapa agujeros de guión y tramas colgadas del base, explica todo aquello que el público quiere comprender, añade más chicha a su propia realidad y encima con unas dosis de diversión tan sobredimensionadas como las de F.E.A.R. y Punto de extracción.

Y no sólo eso, Perseo es el cuadrúple de caótico, lóbrego, macabro y oscuro que su papuchi o mamuchi, sabe usarlo en su favor y termina por mutar en un monstruo fascinante que supera con creces la oscuridad reinante de las oficinas de Armacham, con aberraciones propias incluidas que te hacen partícipe en cierta forma del maravilloso y enternecedor mundo interior de Alma Wade; edulcorado con entornos heterogéneos que pueden pecar de opresivos si te metes mucho en el juego, que te pueden aterrar si se da el caso, pero que, en definitiva, están infinitamente mejor implementados que en la base. Y con una música tan buena como la escuchada en las dos entregas previas.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • TheMarkusBoy

    Joder, tú poniendo por los cielos a DOS juegos. Y ya no juegos, EXPANSIONES. Tendré que jugarlos viendo lo visto :v

  • Es una alegria descubrir que alguien cree que los FEAR son tan buenos, y que no le echa en cara su aspecto gráfico anticuado (que como tú dices, se va a ver bien eternamente), son de los pocos juegos que son divertidos de verdad pase el tiempo que pase, fuera de modas y hypes de talonario. Casi lloro de la emoción ante este declamo amoroso que acabo de leer.

  • Sergio Sr. Rubio

    Extraction Point solo por ese finalazo que supone toda una patada en la boca al jugador y a los finales felices ya es un juegazo. Pero supor como meter muchas m´s dósis de acción. La parte de la Iglesia la considero uno de los tiroteos más trepidantes de los videojuegos de acción.

    Perseus Mandate me pareció otro nivel. No solo jugablemente era más y mejor, sino que en narrativa también lo petaba. Narrar una historia paralela a los acontecimientos del juego original me pareció una idea cojonudísima y muy acertada. Como ya te dije, de las mejores expansiones que he probado nunca.

    Ahora solo te queda probar FEAR 2 Reborn. Es una expansión algo corta, pero que aporta mucho a la historia y todo un cambio de perspectiva jugable. No te digo más que no quiero arruinártela. Pero tienes que probarla.

    Muy buenos análisis. Me quito el sombrero si lo tuviera! xD

A %d blogueros les gusta esto: