Análisis de: Deus Ex: la conspiración [PlayStation 3]

Hace un tiempecillo leí en una revista de videojuegos-no-me-acuerdo-del-nombre sobre un videojuego llamado Deus Ex Human Revolution. Por aquella época el Cyberpunk me había calado bastante y estaba deseosa de abrirme más a este género. Ni siquiera me molesté en ver las presentaciones ni las reseñas, lo busqué y descargué por medios ilícitos para PC. El juego, a pesar de tener todo casi al mínimo y sufrir ralentizaciones, hizo que me enganchara durante un tiempecillo hasta que por mucho buscar lo encontré tirado de precio de segunda mano para PS3 en perfectas condiciones. Recopilando información por Internet descubrí que el juego era la tercera entrega de una saga, la cual había empezado tiempo atrás con el título Deus Ex, el cual es el tema de esta entrada.

Deus Ex fue desarrollado por Ion Storm y publicado por Eidos Interactive en el año 2000. Es una mezcla entre juego de acción de pegar muchos tiros, espionaje, sigilo y componentes claros de Rol futurista. Sus creadores principales son Warren Spector, Harvey Smith y Sheldon Pacotti. Si hay un solo videojuego que ensalza y acentúa los callejones oscuros, las megacorporaciones, la conspiración internacional, la pobreza, la represión, la filosofía, el transhumanismo y los tallaranies con tanto acierto y sin morir en el intento, ése juego es Deus Ex. Junto con su ambientación Cyberpunk y multicultural, desde las calles sucias y grises de Nueva York hasta los callejones y mercados rojizos y animados de Hong – Kong pasando por laboratorios subterráneos, calles parisinas y otras localizaciones; y su enrevesada trama, muestran un mundo donde la tecnología punta y su control por parte de organizaciones secretas está a la orden del día.

El personaje principal de la trama es JC Denton, que junto con su hermano Paul (ambos nombres son referencias biblícas al Nuevo Testamento) trabajan para la UNATCO, una organización fundada en el seno de las Naciones Unidas de carácter militar preparada para intervenir contra todo tipo de disidencias y terrorismo alrededor del mundo, escudándose en su aparente imparcialidad como Policía Mundial. Este teatro conspiratorio filosófico de alta tecnología y bajo nivel de vida comienza con un ataque de la organización terrorista FSN (Fuerza Secesionista Nacional) (NSF), robando un importante cargamento de Ambrosía, la única cura existente para la Muerte Gris, un potente virus esparcido por los continentes que afecta a miles de personas por todo el mundo provocando una muerte lenta. Como consecuencia, disturbios, protestas y terrorismo afloran en las principales ciudades incentivando el descontento social y el más amargo Caos.

A partir de este momento, la historia se desarrolla en su justa medida desvelando traiciones, asesinatos, complots, experimentos… Como parte intrínseca de la trama se encuentran organizaciones tan reales como la vida misma llamadas Illuminati, ONU, FEMA, Los Caballeros Templarios; acompañadas de otras ficticias como UNATCO, FNS, Silhouette. Todas estos grupos se enlazan unos a otros, una red de intereses y falsos amigos que puede acabar en desastre o en confabulaciones más o menos exitosas. Su ambientación muestra sin ningún tipo de peros o autocensura cómo es la vida, o cómo sería la vida, en un mundo a punto del colapso económico, social y político.  Los personajes que más abundan son los vagabundos, malviviendo en parques o en los túneles del metro; niños huérfanos pidiendo, yonkis hasta las cejas de droga, prostitutas, esnobs de poca monta, mercenarios, camellos… Lo más bajo de la sociedad en diferentes situaciones y escenarios. Algunos de ellos te dan ciertos objetos o misiones secundarias.

La música es otro punto fuerte de Deus Ex. Sin llegar a los extremos refinados y renacentistas de Human Revolution, los sonidos ambientales sintetizados y el uso de los instrumentos característico de cada país envuelve cada una una de las esquinas más recónditas y oscuras, mejorando aún más la atmósfera, contribuyendo a enriquecer la aventura.

El elenco de personajes es bastante alto y diverso, añadiéndose más y más a medida que se avanza. Cada uno con su propia historia y motivos de existir. Los enemigos dependen siempre de dónde estés y en qué momento. Hay una gran variedad y algunos se podrían incluso como curiosidad del juego. Los gráficos están muy desfasados, teniendo en cuanta que prácticamente es uno de los primeros juegos de PS2, aunque en PC hay mods que permiten aumentar su calidad e incluso añadir multijugador en línea. El sistema de habilidades es bastante sencillo teniendo en cuenta el hecho de que es un juego de rol. Hay diferentes habilidades como pirateo, mejor uso del cuchillo, etc que se deben mejorar a través de los puntos que se vayan ganando con la realización de misiones, etc. El juego cuenta con tres finales distintos dependiendo de la decisión que tomes al final del juego. Como en Human Revolution, también está disponible desde el principio un sistema de implantes y mejoras que nos dejarán eligir entre una o dos habilidades dependiendo de la parte del cuerpo a mejorar, para ello es necesario una serie de nodos dispersos por el juego o adquirirlos por un módico precio. Las fases se pueden completar de la forma que más guste, estilo Metal Gear sin caja o disparando a todo Dios y volándole la cabeza con el franco a toda cosa movible y viviente.

Abundan las curiosidades, sobre todo en lo referente a libros y documentos. Los libros tratan una gran variedad de temas, situándote en el Orden Mundial del juego, en la sociedad, noticias referentes a acontecimientos puntuales y a las propias organizaciones. Los más curioso del asunto son los que narran párrafos de otro libro denominado La Sombra de Jacob, no sé muy bien quién es el autor pero si a alguien le interesa; y los pasajes referidos a supuestas organizaciones reales como los Cincinati (o algo así), una organización fundada por George Washintong después de la independencia a la que pertenecerían todos lo presidentes sucesivos otorgándose los mismo poderes de un emperador.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • Estupendo análisis. Deus Ex es de lo mejorcito de ciencia ficción y rol que he jugado y no lo he jugado entero. Si te gustó, los Shadowrun seguramente te gustarán. Mezcla Cyberpunk y magia en un entorno de Mega corporaciones, ninjas callejeros y la matriz,, entre otros. Shadowrun Returns está en castellano y me gustó bastante. Los dos siguientes totalmente en inglés.
    Saludos fremen

    • He jugado al Shadowrun. Está bien pero a mí lo que me mola es trastear con el editor de campañas y empezar a hacer cosas. Una pena que esté en inglés al igual que los tutoriales, y que las versiones RIP-Steam no sean muy allá. A ver si un día de estos me lo compro.

      La traducción al castellano del juego base es de agradecer, pero hay que admitir que es un castellano de la LOGSE o algo peor.

  • Sería menester jugar. Llevo mucho queriendo meterle mano al cyberpunk, y casi toda la culpa la tienes tú x)

  • Que oye, se podrían echar unas partidillas al multijugador, ¿o qué?

    • Si encuentro alguna versión que me funcione y lo tenga e.e

A %d blogueros les gusta esto: