Análisis de: Deus Ex Human Revolution [PlayStation 3]

http://www.gameranx.com/images/wallpapers/deus-ex-human-revolution/13038306921080pdeus-ex-human-revolution-wallpaper-hd-4.jpg

Como puse en la anterior entrada, este juegazo lo conocí gracias a la reseña de una revista de la cual no recuerdo muy bien el nombre. Por aquel entonces empezaba mi andadura por el Cyberpunk gracias a Neuromante, Akira, música electrónica, imágenes en Tumblr, animes… Quería expandirme por el género, así que cuando tuve la oportunidad no dudé en descargarlo. Ni me molesté en leer reseñas ni nada, sólo vi unas imágenes sueltas y poco más. Mi experiencia peceril quedó bastante ofuscada por la obsoleta y endeble tarjeta gráfica que a día de hoy conservo (nunca os compréis pcs de mesa en El Corte Inglés). A base de tirones, esperas insufribles, controles kilométricos acentuados por la carencia de potencia gráfica; llegué con altibajos al primer jefe y poco más, me di por vencida y simplemente lo dejé aparcado en el olvido sin desinstalar. Mesesmás tarde, en un Game y al precio de 10 euros de segunda mano en perfectas condiciones pude conseguirlo para PS3, donde lo completé entero y donde se quedará. Después de este símil introductorio, la entrada en sí.

http://epicagames.com/wp-content/uploads/2011/08/deus-ex-human-revolution-wallpaper-002.jpg

Deus Ex Human Revolution es una obra de arte. El mundo de Deus Ex HR es la vivia antítesis del mundo mostrado en Deus Ex. En Human Revolution la estética renacentista, los colores dorados, la sobrecarga, ropas de época y un futuro brillante donde el transhumanismo está empezando a abrirse paso, es el contrapunto a las calles atestadas de vagabundos de Nueva York, el gris imperante, el transhumanismo sin freno, personajes conectados a la tecnología, organizaciones mundiales y ejércitos gubernamentales del primer Deus Ex. Human Revolution retoma la mayor parte de los elementos del primer Deus Ex, como los conflictos sociales, éticos y morales derivados de la evolución controlada; las organizaciones militares y terroristas dejan paso a las corporaciones multinacionales y sus secretos capaces de alzarse como los adalides de la evolución de toda una especie. Deus Ex HR retoca a su gusto el mundo entre bastidores corporativo. El mundo de Deus Ex es tan variopinto y diverso como su antecesor. De las calles de la alicaída Detroit pasando por Hensha y Singapur hasta el mismo Polo Norte. Naturalmente, cada localización estará marcada por la cultura autóctona de cada país, con ciudadanos conversando en su propio idioma, letreros en chino… Condicionados por la estética propia del juego, logrando una fusión bastante equilibrada. La música es un punto muy fuerte de HR. Realmente es difícil describir, así que os dejo directamente la banda sonora completa de esta maravilla.

El personaje principal es Adam Jensen, un ex-SWAT que se fue del cuerpo por asesinar a un aumentado, contratado por David Sarif como jefe de seguridad, presidente de la corporación Sarif, una de las pioneras en llevar a buen término la evolución humana controlada por el uso de transplantes cibernéticos. La acción comienza cuando los laboratorios Sarif de Detroit son atacados por un grupo de mercenarios desconocidos. Adam intenta hacerles frente sin éxito. La mayoría del personal es asesinado, Adam es atacado por uno de los aumentados dejándolo gravemente herido. Sarif lo rescata reviviéndolo como un aumentado. A partir de ese momento, el argumento de HR comienza a funcionar desvelándo tramas y subtramas que irán conformando a su debido tiempo el entramado de complots corporativos, aumentados, bandas, intereses internacionales… El juego cuenta con una amplia y variada gama de misiones secundarias que se integran perfectamente en el argumento; algunas de ellas incluso tienen que ver directamente con el pasado de Jensen. Al cambiar de escenario las misiones son canceladas hasta una próxima partida.

El sistema de HR está orientado a jugarlo como te dé la gana: puedes no matar a nadie o ir pegando tiros como si estuvieras en el multijugador de COD, depende de lo que uno quiera en el momento. El sigilo está muy bien implementado con numerosas rutas alternativas que escoger. Los poderes de Jensen se escogen a través de unos puntos Praxis que se pueden comprar o subiendo de nivel. No hay praxis para todo con lo que se debe escoger qué aumentar o no, según el estilo de juego. La piratería supera con creces a la del primero. Un marco con diferentes nodos y bases de datos que se deben pulsar evitando que el sistema de seguridad se active, con diferentes niveles de pirateo y un número limitado de intentos. También se cuanta con el apoyo de virus que congelan el sistema en caso de que te pillen. El pirateo se extiende al control de torretes, cámaras y robots de seguridad. Los gráficos de Deus Ex están de puta madre. Los escenarios son grandes y detallados, ambientan a la perfección. En los personajes se notan cuales son los principales y cuales son de relleno, los modelos y texturas flojean en ocasiones y no están bien del todo, pero después de todo lo que ofrece este juego y su apabullante estética, debería importar una verga.

http://www.wallsave.com/wallpapers/1920x1080/deus-ex-human-revolution/612339/deus-ex-human-revolution-612339.jpg

La traducción en castellano al completo se agradece muchísimo. La versión que me descargué estaba al inglés con subtítulos y la voz de Jensen en ambas versiones es casi idéntica; un poco mejor en castellano a mi parecer, en inglés Adam tiene la voz de un camionero fumador dado duramente a las drogas y el alcohol. Las curiosidades de este juego aparecen en forma de referencias indirectas al primer juego, también hay carteles de Final Fantasy XXVII como anticipo, un programa de radio conspi por excelencia con Bilderbergs de por medio que pondrá la música de UNATCO en los intermedios, libros electrónicos sobre el Nuevo Orden Mundial, órdenes secretas… Por último, Deus Ex HR tiene tres finales distintos que dependerán de la decisión final que hagamos.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

A %d blogueros les gusta esto: