Cinco llaves y una puerta [Silent Hill]

En el final del primer Silent Hill, el último acertijo referido a la apertura de estancias cerradas por parte del empleo de una serie de llaves especiales y específicos, es aquel que engloba cinco objetos singulares: el Dicos de Uroboros, el Amuleto de Salomón, la Daga de Melchor, la Cruz Egipcia y el Escudo de Mercurio. ¿Amuletos escogidos completamente al azar o por el contrario encierran algún tipo de significado oculto que se anexiona a la trama? Para más información, seguir leyendo la entrada.

El disco de Uroboros

Para comprender el significado de este símbolo primero que hay que indagar en qué es ese símbolo llamado Uroboros y que yo utilizo con muchísima frecuencia. En consonancia con este significado, se encuentra la misma forma del artefacto. Circular, con una especie de serpiente sobresaliente en relieve que no se aprecia demasiado bien y un tono rojizo que posiblemente tenga algún tipo de connotación. Por tanto, la representación del Uroboros en Silent Hill, al atender a su significado original, sólo puede significar una cosa: reencarnación.

La muerte de Alessa Gillespie, el ocaso de su vida en aquella abandonada sala del hospital; pero sobre todo, su renacer, su resurgimiento en forma de Cheryl. El Uroboros es la condenación de Alessa y a la vez su salvación al ser capaz de materializar una parte de su alma en la pequeña Cheryl, con la intención de desbaratar los planes de su madre y aspirar a una vida de la que jamás pudo disfrutar tanto en el pueblo como en Silent Hill. Y además, supone el retorno, el Eterno Retorno del yo perdido a su cuerpo original, el llamado indirecto de Alessa a aquella parte incompleta de su alma que vaga por el mundo para ser una de nuevo y renacer como la diosa que engendró a ese Dios demoníaco Samael. Una diosa que a su vez murió en cuanto su Demonio fue derrotado, renaciendo de nuevo en forma de otro bebé, Heather, quien en Silent Hill 3 estará destinada a volver a vivir un ciclo eterno en forma de una no muerte hasta su reunión con Alessa Gillespie y el nacimiento del nuevo Dios.

Así pues, el Uroboros representa tanto la muerte y vida de Alessa en cada una de sus diversas almas, como la repetición constante en bucle de las vivencias del primer Silent Hill y del destino final de cada una de las tres chicas en Silent Hill 3. La reiteración de todo el proceso, desde la vuelta de la parte del alma perdida hasta la consumación del ritual y el nacimiento del Dios-Demonio. Todo, absolutamente todo se repite bajo el símbolo del Uroboros, tal y como es proyectado en Silent Hill y Silent Hill 3 de manera semejante y análoga, siendo éste último aquel en el que este ciclo de muerte-renacer se convierte en el engranaje motriz de toda la estructura.

Amuleto de Salomón

Es bastante complicado establecer una relación directa de este rey y profeta de Israel con el propio juego. Según lo que se puede leer en Wikipedia, este rey estuvo caracterizado principalmente por la justicia y por su grandeza, conduciendo a su reino hacia una etapa de esplendor que fue difuminada por los pecados del mismo rey cegado por la avaricia y la riqueza. Quizás, el pecado último de Salomón sea el mismo tipo de errata que Dahlia Gillespie cometió durante su tiempo como principal sacedotisa de la Orden.

Lo que anteriormente se había concebido como un culto dedicado a un Dios terrible y de raíces profundamente encajadas dentro de la mitología tanto de los indios autóctonos como de los tipos de cristianos asentados en la zona, se fue transformando en una secta de poca monta dedicada al tráfico de drogas entre los turistas con su sede principal ubicada en una tienda de antigüedades como tapadera. La razón, la creciente ansia por la consecución de más y más recursos económicos para aumentar las actividades de la orden y conseguir fondos propios para poder realizar sus rituales y seguir construyendo más Iglesias. Por ende, Salomón y Dahlia cometieron ante los ojos de Dios exactamente el mismo fallo, caer ante la ambición. Desde luego, Dahlia no construyó grandes templos y mucho menos se caracterizó por su justicia como líder demente, pero se asemeja con este rey en que ambos fueron dirigentes religiosos que de una u otra forma tuvieron algún contacto con sus respectivos dioses; por lo que quizás, este aspecto puede funcionar como una posible explicación del porqué el Team Silent escogió este símbolo como llave de la puerta final.

Daga de Melchor

Dagger of melchior

Atendiendo a esta información y a la versión del Evangelio de San Mateo, la daga de Melchor puede representar el “asesinato” de Alessa por parte de su madre Dahlia Gillespie. En el caso del relato bíblico, Herodes presiona a los magos para que asesinen a Jesús ante la pérdida de su trono por parte de ese supuesto nuevo rey, aunque finalmente no se efectúe tal cosa. En Silent Hill, Dahlia provoca que su misma hija, quien en un futuro será la Madre que dará a luz al nuevo Dios, sufra un estallido psíquico en su hogar durante la celebración del ritual que provocó el estallido de la caldera y finalmente el asesinato espiritual de la pobre chica. La analogía es bastante complicada de establecer y muchos elementos no parecen encajar demasiado, por lo que la daga, más que una comparación de la versión de Mateo y la acción de Dahlia, es una representación del dolor y el encierro, semejante a una muerte como sugiere Lisa Garland, que sufrió en sus carnes Alessa Gillespie durante 7 largos años hasta le llegada de Cheryl Mason al pueblo atraída por el llamado de Dahlia. Así, la daga posiblemente sea un símbolo de dolor y sufrimiento que toma como base representativa la leyenda de los reyes magos.

Cruz egipcia o Anj

Ankh

De acuerdo con estas definiciones, que el Anj aparezca en Silent Hill se explica por su significado de renacimiento y de posible símbolo representativo de la reproducción. De esta manera, por una parte volvería relacionarse con el ciclo de vida y muerte explicado en el apartado Uroboros, y con la función de Alessa de ser la madre del nuevo Dios que traería el Paraíso a la Tierra. Además, normalmente este símbolo se asocia inmediatamente con la fertilidad y divinidades femeninas, por lo que su asociación con Santa Aleesa, madre de Dios; está bastante clara, remarcando esta característica de ella y el acontecimiento del final del juego en el que se produce finalmente el nacimiento de Samael por parte de su madre Alessa. Por lo que, indirectamente, se está ante un pequeño destripe de lo que puede ocurrir cuando descendemos por el tramo final de escaleras de la casa Gillespie.

Escudo de Mercurio (O vara de Esculapio)Crest of mercury

Quitando la propia vara, el símbolo que más relación guarda con el juego es la serpiente, el rejuvenecimiento. Mismamente, podría ser representación del ciclo de muerte y resurrección de Alessa por el que cada nueva parte de su alma se materializa en forma de un bebé recién nacido (Rejuvenecimiento), para después comenzar a crecer de nuevo como una niña normal y corriente a imagen y semejanza de la propia Alessa.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • Muy interesante. No jugué al juego, pero igual me encanta leer este tipo de interpretaciones.

    Respecto al amuleto de Salomón. La estrella de David también es conocida como el sello de Salomón. Tal vez por ahí haya alguna relación con lo que simboliza.

    • Así es, pero tampoco he querido entrar en más detalles porque la relación no está muy clara.

      Salud.

  • TheMarkusBoy

    “Uroboros will be released into the atmosphere, ensuring COMPLETE GLOBAL SATURATION.”

    Lo siento, pero me lo has dejado a huevo xD

A %d blogueros les gusta esto: