Silent Hill 2: Born from a wish — De paseo por el pueblo [2/3]

Bueno, en esta entrada seré breve, muy muy breve. Después de analizar Heaven’s Night, tocaba darse un garbeo de rigor por el pueblecito para ver qué encontraba suelto por allí. Empecé a explorar a conciencia y me encontré con que, efectivamente, el pueblo estaba vacío. Ni una pintada, ni un escenario nuevo o algo que llamase la atención. El Silent Hill que se ve es idéntico en todo al que recorremos con James. Mismos enemigos, mismos muros cortando caminos para cargar las zonas del pueblo, mismos coches y mismas casas. Exactamente lo mismo de siempre. ¿Debería haber algo? No, la verdad que no tiene por qué. María forma parte del mundo de James, así que no es obligatorio que perciba nada que se salga de esos límites. Y es así tal cual. Mirad que he rebuscado pero nada. Aparte de las manchas de sangre del suelo para indicar el camino, prefiero ahorrarme la parrafada y no sacar de donde no hay, como se dice popularmente.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

A %d blogueros les gusta esto: