Análisis de: Resident Evil Survivor [PlayStation]

Siendo amistosos y desde una perspectiva sumamente permisiva, Survivor es un juego sin pretensiones que sólo aspira a entretener en modo arcade y suplir algunas lagunas que quedaron en los juegos de la linea principal. Te sitúa en una nueva localización, nuevos jefes, más historia de Umbrella, nuevos virus y el origen de uno de los Tiranos más icónicos con nombre de actor porno: Señor X o Míster X.

No tiene más. Hay un par de personajes secundarios pululando por el entorno con historia personal, trasfondo y esas mierdas, para agilizar la trama y demostrar que a pesar de tener menos sustancia que un Profundo transformado, hay un algo detrás que te incita a seguir y cruzar las puertas.

Hay llaves, puzzles estúpidos y enemigos risibles, pero bueno, es algo. Más que Gun Survivor 2. Y lo mejor de todo es que con esto tiene una mecánica y un planteamiento más complejo que los de Umbrella Chronicles y Darkside, lo cual dice mucho o absolutamente nada. Todo es relativo. Y bueno, no es ni una obra maestra ni pésimo. Es mediocre en línea recta porque surgió simplemente para darle un dimensión mas arcade, como se ha escrito anteriormente, y pasar el rato matando zombis, Cazadores y Lickers sin preocuparnos de encasillarlo en ningún género y tampoco pensar en como se debe avanzar o resolver tal y cual enigma. Corre, apunta y dispara.

En sus gráficos podrían haberse esmerado un poquito más. Pulir un poco los personajes, hacer unas animaciones más serias, implementar una mayor variedad de texturas y esforzarse un poquito en caracterizar mejor el diseño de ciertos enemigos, que aparte de no dar ningún miedo, dan una risa-pena in crescendo. La música es prácticamente inexistente, y si la hay, no me he percatado. Así que tampoco me voy a romper la cabeza detallándola nota a nota. La variedad de armas es pasmosa: tres o cuatro me parecía que había en total. Las pistolas, la escopeta, una ametralladora, el lanzagranadas y una mágnum.

Hay documentos esparcidos por los escenarios, repetitivos y escasos, que relatan la vida, obra y milagros tanto de residentes de la isla Sheena como de investigaciones e informes de personajes reconocidos. Se pueden escoger varios caminos para avanzar tomando rutas distintas en cada partida, que por cierto no se puede guardar en ningún momento, o te lo pasas del tirón o nada; varios, entendido como dos que supuestamente varían pero que en realidad se reducen a la misma ruta.

En definitiva, un videojuego curioso y entretenido, hecho para el arcade y el descubrimiento de nuevos factores argumentales en el entramado conformado por la Corporación Umbrella.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • Carajo! Tenía tiempo sin saber nada de este amor. Me lo pasé hace mucho tiempo cuando tenía menos de 13. Fue una tarde agridulce. 😀

    • Un juego muy singular xD, pero mucho mejor que la segunda parte…

  • Seguro que me habría gustado, pero nunca lo tuve…

    • Descárgate la ISO para un emulador. Y hay una traducción en español rulando en algunas páginas web que sacaron hace poco.

A %d blogueros les gusta esto: