Análisis de: Resident Evil 3 NEMESIS [PlayStation]

Como se puede leer, Némesis no tiene la trama más elaborada del mundo, pero eso no significa que sea mala y mucho menos aburrida. Su mayor virtud consiste en mantenerte absorto durante todo el juego embelleciéndolo con documentos dispersos que detallan más Racccoon City, su historia, habitantes y acontecimientos. Quizás es por eso por lo que es tan fascinante. Esa alegría de pasear por primera vez las calles de Raccoon y ver el mundo donde tiene lugar la mayor parte de la saga es todo un acontecimiento y Némesis lo sabe aprovechar brindando un guión más propio de una peli de acción que de un Survial Horror, pero oiga, le funciona muy bien. Tiene sus momentos de adrenalina y frenesí puro, unos tristones y otros que te hacen insultar toda la ascendencia conjunta de Némesis. Algunas situaciones son predecibles de cojones y ya desde los primeros compases sabes de sobra quien traiciona a quien. Muchos secundarios están de pega y no aportan una mierda ni enriquecen la trama, pero al menos asumen su papel y no los dan más de sí.

Nikolai como malo no está mal, no es ninguna maravilla de tipo, pero te desvía la acción hacia otros derroteros que no sean Némesis ni Umbrella. Carlos es un buen acompañante que en ocasiones puede recordar a Steve Burnside y que te puede gustar mucho o muy poco. El tío tiene sus puntos pero peca de cliché con todo el rollo del héroe y esas mierdas. En resumen, no es la quinta esencia del mundo. Se describiría como una amalgama de tipos duros clichés en situaciones predecibles y típicas de cualquier peli de acción, pero funciona. De alguna manera en Némesis todo este rollo encaja bien. Es un Resident Evil al que le pega más una trama de película simplona que algo mucho más complejo e intrincado como Code Verónica.

La historia puede ser jugada tanto por Jill como por Carlos. A Jill la manejamos el 90% de la aventura mientras que Carlos protagoniza un breve escenario en el hospital adjuntándose ese 10%. No es algo muy significativo pero otorga variedad, y más cuando integran nuevos enemigos con él. Capcom al parecer sabía de sobra el tipo de trama que se desarrollaría en Némesis, por lo que añadió un sistema de decisiones muy bien implementado en puntos clave que determinaría el rumbo a seguir por el jugador. Estas decisiones se dividen en tan solo dos y se podrían resumir en enfrentarte a Nemesis o huir de él, aunque hay algunas que se pueden alterar más y desembocar en nuevos caminos que pueden no ser de nuestro agrado.

Todas ellas son cruciales (y aunque solo una de ellas determine el final) aportan mucha más diversidad al conjunto y permiten tener partidas distintas incrementando su rejugabilidad. Aparte del sistema de decisiones hay variaciones en ciertas escenas dependiendo e si hemos destruido un elemento del escenario o accedemos o no a seguir el curso de un personaje concreto, lo que de nuevo invita a la rejugabilidad y distinción de partidas. Como he escrito anteriormente, hay una decisión crucial que fijará si sacamos el final A o B. Esa decisión tiene lugar en la fábrica abandonada y altera no sólo la conclusión sino que también la disposición de los objetos, puzzles, enemigos y la muerte o supervivencia de Nikolai Ginovaef.

Es aquí donde el juego despliega su riqueza respecto a otros RE y donde reluce especialmente, pues todo lo mencionado en párrafos pasados jamás se volvió a implementar en ningún Resident Evil. ¿Por qué? Ni idea, pero esta negatividad ha contribuido a que Re 3 Némeis sea uno de los juego más querido y laureados por los fans, multiplicando su notoriedad y alzándole como una joyita atemporal que a pesar de sus defectos da muchísima guerra. Némesis se sabe manejar dentro de lo que ofrece al jugador potenciando sus capacidades con complementos como las decisiones que lo hacen mucho más entretenido e interesante para todo fanático, seguidor, sectario, adicto a la saga. Redondeando con una cantidad ingente de extras tales como armas de munición infinita, documentos exclusivos, unos 7 trajes alternativos para Jill que se obtienen con requisitos cada vez más exigentes y por supuestísimo el minijuego los Mercenarios en los que se controla a Carlos, Nikolai y Mikhail y consiste en cumplir una serie de misiones que te darán dinero a cambio.

Antes de dar por concluida la presente entrada, me gustaría hacer alusión a las incongruencias señaladas anteriormente. La primera de ellas es la comisaría. Muchos puertas que en RE 2 estaban abiertas en Némesis están cerradas a cal y canto con tablones. No tiene sentido porque Némesis transcurre un único día antes que 2, por aquel entonces la comisaría estaba hecha un erial y los zombis se habían adueñado de ella completamente, así que si las puertas no tenían tablones después mágicamente no los van a tener dos horas antes. Los pondrían para evitar que el jugador tomara otras rutas pero sinceramente hubiera sido más fácil decir que la puerta está trabada (Estilo Harry “Piernas saltarinas” Mason) El segundo error garrafal es la muerte total de Marvin Branagh. En RE2 Marvin estaba medio muerto y sin ser zombi apoyado en la pared del fondo de la sala, consciente de su situación. ¿Por qué en Némesis está muerto si acontece antes? Una de dos: o es na estrategia de los programadores de ahorrarse trabajo o es lo típico de soltamos la referencia y si cuela cuela y si no me la pela.

Y con esto el punto y final. Resident Evil 3 Némesis, el mejor juego que combina Survival Horror y acción a partes iguales sin caer en el intento, ofreciendo una historia sencilla y tan directa como sus personajes y todo ello manteniendo el estándar por las nubes. Un juego que a pesar de haber quitado el puesto numérico a Code Verónica, es muy digno y altamente entretenido.

Gerald Dürden

Bloguera a tiempo parcial. Proyecto de literata. Amante de los gatos, la decadencia, el humor negro y los videojuegos.

También puede gustarte

  • No lo recuerdo tan corto. Yo la primera vez lo habré terminado en 12 horas, aunque lo jugaba en modo tortuga y caminando mucho. El que haya sido mi primer RE también cuenta.

    Y sí, es incomprensible que no se haya vuelto a usar lo de las decisiones. Unos de los tantos aciertos del juego (Nemesis y el traje de Jill los máximos, je). Mi preferido.

    • Es muy corto el juego una vez que lo has completado varias veces. Las decisiones fue lo mejor de Némesis, aunque no deja de ser una extensión del sistema de caminos alternativas del primer RE.

A %d blogueros les gusta esto: