Un escritor enclenque

Decadencia. Sólo es un estado desenfrenado de la sensibilidad del alma. —Escritor enclenque. Su corazón es un laúd suspendido que resuena cuando alguien lo tañe. «La sensibilidad de la decadencia es la manifestación de un frenesí tan cándido como puede ser la expresión de un éxtasis religioso. La posesión inducida…

Seguir leyendo…