La hipocresía de la amistad

Me he dado cuenta viajando por las redes sociales y también observando las relaciones de las personas que me rodean que hoy en día llamamos “mejor amigo” a cualquiera.

La amistad tiene un montón de definiciones románticas y apasionadas que le hemos ido dando a lo largo del tiempo, sin darnos cuenta que la verdadera amistad no necesita definición.  Para muchas personas la amistad surge de un día para otro, o si no que se lo digan a aquellos que tras dos semanas/meses de conocerse empiezan a llamarse entre ellos “mejor amigo” y a poner comentarios tipo “tío/a que haría sin ti” (pues coño lo mismo que venías haciendo los meses atrás, cuando no le conocías).

En fin, la amistad no nace en una semana, ni en un mes, ni siquiera en un año. La amistad surge con los años, cuando ha pasado el tiempo suficiente para conocer a esa persona (por mucho que te obceques no sabes todo de alguien en un año ni en dos), y cuando os habéis demostrado que estáis ahí en las buenas y en las malas.

Cuando digo “las malas” no me refiero a que te cuiden  en los días de borrachera (eso lo hace todo el mundo que tenga un poco de empatía) , a que escuchen tus penas por el teléfono o a que te inviten a una cerveza de vez en vez. Un verdadero amigo conoce tus defectos más oscuros y sigue ahí intentando que los rectifiques, conoce tus virtudes más impresionantes y te impulsa a explotarlas, te dice la verdad cuando se te sube el éxito a la cabeza para que pongas los pies en la tierra y no  la cagues, te apoya en los peores momentos de tu vida cuando todos te han dejado de lado y sobre todo te da buenos consejos sin imponerte nada porque siempre te ayudará y dejará que te equivoques para que aprendas por ti mismo.

Mirad yo creo que es muy fácil decirle a alguien que es tu mejor amigo, pero lo difícil es demostrarlo sobre todo en la distancia; y no me refiero a la distancia física (porque hoy en día con el teléfono, los buses y vuelos low cost y toda esa mierda es muy fácil ir a ver a un “amigo” y aprovechar para gorronear y hacer un viaje gratis) sino a la “distancia psicológica”. Cuando hablo de distancia psicológica me refiero a ese espacio que se abre entre vosotros al aparecer la figura de la “novia/o”, al escoger carreras distintas, al elegir distinto grupo para salir por la noche…;ese espacio que parece insalvable.  Pues bien, es en medio de ese desierto donde se ve a un verdadero “mejor amigo”, y es que pese a todos los obstáculos y pese a que no habléis a menudo; sabes que si te ocurre algo malo solo tienes que decir su nombre para que aparezca (no físicamente coño, no es el mago de Aladino) y te diga “a ver petarda/o a quién tenemos que enterrar”.

Bueno, creo que esa relación basada en la confianza, el respeto y el amor que nosotros resumimos en dos palabras (“mejor amigo”) no surge tan rápido pues necesita ir cimentándose en detalles, luchas y consejos;así que no me seas cretino y creas que esa persona que acabas de conocer hace un año o como mucho dos o tres es tu mejor amigo, puede ser que tengáis filin, que os llevéis bien, que os leáis el pensamiento, que tengáis los mismos gustos, que habléis a diario…. Pero no sois mejores amigos, eso es algo que se le puede llamar a cualquiera.

Y como siempre para acabar mi discurso, que creo que va a levantar más de una ampolla y va a hacer que más de uno se sienta aludido (cosa que no pretendo en absoluto, no quiero ofender a nadie y respeto todo tipo de opinión ), os dejo un consejo que me dio mi abuela:

“El mejor amigo es aquel que en los buenos momentos aparece si lo llamas y en los malos sin llamarle”

Sobre nosotros Annabel Lee

Soñadora en proyecto de ser historiadora, romántica empedernida, amante de la poesía, el arte y los viajes.
  • Sergio Sr. Rubio

    Hay muchos amigos que solo están para compartir buenos momentos, pero cuando necesitas ayuda, cuando realmente los necesitas, no están ahí. Y que la gente califique a esa clase de personas como amigos, me repatea bastante la verdad

    Un buen amigo es aquél que te cubre las espaldas y te sabe que tu también se las vas a cubrir. Que está en los buenos y malos momentos. Lo que ocurre es que muchos se creen que con tal de tener un mínimo de contacto humano con alguien ya es un amigo de toda la vida.

    Magnifica reflexión.

    • Totalmente de acuerdo!! Gracias por leerme!!

  • Creí que sería una entrada sobre videojuegos u otro relato… Estuvo bien, de todos modos!!!

  • Tu abuela es sabia.

    Por lo demás, muy de acuerdo.

    Saludos fremen.

  • TheMarkusBoy

    Excelente discurso, realmente todo lo que has dicho lo veo reflejado en quien considero mi mejor amigo, al que conozco desde peques y al cual considero básicamente un hermano, pues siempre hemos estado juntos y apoyándonos con nuestras movidas.
    ¡Saludos! 🙂

    • Sobre todo en las movidas es cuando se ve a un verdadero colega!

  • Yo creo que el tiempo tampoco es el factor que lo determina. En mi caso tengo colegas/amigos/comoquieras que conozco desde hace más de diez años y sé que no podría contar con ellos para según que cosas complicadas e importantes para mí.

    Es más, yo creo que eso de “mejor amigo” es una etiqueta que suele exigir más la otra persona (seguramente por sus inseguridades) o que te pregunta tu familia sobre tus colegas, para saber quien podría ser el contacto por si pasa algo, etcétera. Para mí es un concepto un poco artificial, que con la edad va desapareciendo. La pregunta pasa a ser: “¿Con quien te apetece mas estar habitualmente?” Y eso sale de la afinidad en la filosofía de vida y en los objetivos comunes. Pero nada es para siempre. Hay que aceptarlo.

    Siempre me han gustado esas pelis donde mientras dura la aventura se puede ver un afinidad muy bestia entre algunas personas, pero que al final se ve como cada uno, naturalmente, tiene que seguir su camino (ahora que digo esto me ha venido la mente una peli donde los dos amigos son un tipo en taparrabos y un león! No me acuerdo del título…). Aunque siempre quedará ese recuerdo, lo que es mucho, y la posibiidad de un futuro reencuentro

    En fin, la vida…

    Muy buen tema!

    (Todo esto lo digo desde perspectiva masculina, y un poco taoísta! xD, puede que entre mujeres sea algo diferente. No lo tengo claro…)

    • Yo creo que el tiempo es el que pone todo en su lugar, el estar agusto no determina poder contar con alguien en las malas.

      • Yo es que lo veo difrente. Aparte, hay que ver como es esa ayuda, porque lo que no es correcto es recibir ayuda sin merecerla, como pasa con la familia en muchos casos, porque eso no te hace madurar. Si esa persona te va a apoyar incondicionalmente, eso está mal. Si has hecho un error o hay algo que no comprendes, hay que poder verlo, o que alguien te lo haga ver. No vale el encerrarse en el minimundo de esos dos amigos.

        • Esto me ha traído a la mente, otra vez xD, las típicas escenas dnde estás con un amig@ con problemas y te das cuenta que lo único que quiere es desahogarse diciendo lo malos que son los otros y lo víctima que es él/ella. Ok en ese primer momento, pero como se emperre en ese punto de vista por mucho tiempo, me suelo poner en plan serio y a decirle que todo tiene dos lados y que seguro él/ella tien responsabilidad. Normalmente no gusta, pero es la verdad.

  • Hay mejores amigos, amigos, colegas, conocidos y enemigos. Y es necesario tenerlos a todos a lo largo de una vida, al menos una vez.

    De todas maneras la vida es demasiado larga y hay tantos condicionantes que nos cambian a lo largo de la misma, que creer en la figura idílica del mejor amigo es una falacia. Un mejor amigo puede traicionarte en algún momento, puede fallarte y puede perderse y no por eso dejar de ser el mejor amigo. Al fin de cuentas él/ella también tiene una vida propia y sus decisiones deberán de girar en torno a ella, siendo en ocasiones perjudiciales para tí.

    Yo me quedo con la frase que me decía mi abuela: “Hay lentejas, si quieres las comes y si no también”. Que aunque ella la narraba con un significado literal, yo prefiero aplicarla a modo de metáfora a la vida y las imposiciones que ésta te marca, como la de existir condicionantes que te cambiaran como persona a lo largo de tu vida y por ende a la gente que una vez fue tu mejor amig@.

    Por lo demás, buena entrada, como todas las que escribes 😉

    • Bueno nuestras abuelas son sabias!! Y claro que necesitamos un poco de todo, todos cometemos errores y estoy de acuerdo eso no implica dejar de ser mejor amigo. La amistad está por encima de los errores!

  • Yo suele ser un poco ñoño con estos de los amigos. Soy gente de tener pocos mejores amigos. Los que ya tengo llevo años y años conociéndolos y muchas están en las buenas y en las malas. Pero hay otros que no están en las malas; y no los culpo. No se le puede pedir a la gente que reaccione como uno quiere. Y a pesar de todo los quiero. Al final uno conoce a cada persona que a uno le rodea y analiza para saber si nos sirve para una cosa u otra, para más tarde no sentirnos mal cuando no aparezca en las malas.

    • Creo que solo los verdaderos amigos están en las malas!

  • Pedro

    Mmmm ¿Y tú tienes amigos? Porque tu prepotencia creo que te lo impide.